EL Baobab y la cosmetica

[Total: 3   Average: 3.3/5]

Desde la antigüedad se utiliza el Baobab para usos cosméticos. Las proteínas, las vitaminas y minerales que se encuentran en la pulpa, en las hojas y en la semilla constituyen un óptimo nutrimento para la epidermis, el cabello y las uñas.

180px-baobab_frucht

En la pulpa encontramos:

Vitamina A, de efecto alisador y ablandante, útil para el mantenimiento de la integridad celular.

Vitamina B1/B2, que favorecen la síntesis de la melanina.

Vitamina B6 (piridoxina),  regulariza las secreciones del sebo de la piel.

Vitamina B4, de efecto termoactivo sobre la piel y sobre el cuero cabelludo, debido a la estimulación de la circulación sanguínea.

Vitamina C, que desarrolla desde el lado biológico una ayuda en la síntesis del colágeno.

Vitamina E, que combate la formación de los radicales libres.

Vitamina F (Ácidos grasos polinsaturados), que asegura una óptima hidratación y protección de los tejidos.

Gracias a sus componentes vitamínicos y sus ácidos orgánicos (Ramnoso, Málico y Tartárico) completamente naturales, la pulpa puede retardan el envejecimiento cutáneo manteniendo la piel elástica y brillante. Puede ser aplicada como mascarilla facial o bien en cremas.

Las hojas del baobab

Naturalmente emolientes, ricas en minerales, permiten a la piel de alimentarse y regenerarse rápidamente; además actúan como antibacteriano natural, limpian en profundidad dejando una sensación de frescura, retrasando el envejecimiento de la piel. En los antiguos pueblos africanos, los niños y los adultos eran sumergidos en una infusión de hoja de baobab para aliviar las picaduras de insectos, llagas y otras inflamaciones cutáneas.

La semilla

Representa una parte importante en la composición del fruto (cerca del 40%). Está formado por un sutil epicarpio (externo) con un endocarpio (interno) blanco y aceitoso. La semilla contiene: Alfa y Beta Caroteno, Ácidos Grasos (Palmítico, esteárico y oleico), Aminoácidos, Taninos, Tiamina y Riboflavina.

Este aceite (extracto lipolico) obtenido MOLIENDO EL NÚCLEO DE LA SEMILLA en el interior de un soporte aceitoso (Helianthus annuus) se acerca al método utilizado hace siglos en los pueblos africanos. El cataplasma que ellos obtienen exprimiendo la semilla es aplicado sobre quemaduras, abrasiones o hematomas (para aliviar el dolor), en casos de descamación de la piel  y mejora la cicatrización de la piel. Su utilización como cosmético es una valiosa ayuda para devolver a la epidermis de la cara y cuerpo su elasticidad y esplendor.

El extracto lipolico de la semilla, rico en saponinas, representa un extraordinario nutrimento a la epidermis. Su uso diario ayuda a contrastar el paso del tiempo y a descubrir una piel tónica e hidratada. Además la novedosa técnica de extracción a Ultrasonidos a bajas temperaturas por medio del aceite de girasol, permite la extracción de TODOS LOS PRINCIPIOS ACTIVOS contenidos en el INTERIOR DE LA SEMILLA DE BAOBAB. Es ideal para el tratamiento de la piel seca, predispuesta a la formación de arrugas, dejando sobre la epidermis solamente un ligero velo, no untuoso, y una discreta luminosidad.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Recherche

Produit antioxidant anti-cancer naturel puissant

Suivez-nous sur note page Facebook

Suivez-nous sur :